Despierta sueña luego duerme

@JuliusSoul

Su maestro le dijo en un sueño: Por qué cambiaste la palabra “Esfinge”. Callado, retiró su sombra de la luz, caminando junto a la pared sin dejar rastro alguno. Se sentó firme sobre la trémula silla, tratando de invocar las escribas entregadas.

Mientras ardían en su fogata las piezas blancas llenas de poemas y cuentos sin capítulos; cada vez menos, se acercaba a la respuesta. El pupilo convalecía lentamente frente a sus hojas limpias, intentaba reescribir con su propia sangre lo incinerado. Optó por rescatar su recuerdo, aunque en el intento no existiera retorno.

En el patio del psiquiátrico -lejos de los desjuiciados-, sentado bajo el palo de mango, hacía fango para formar pequeñas figuras de El Guardián amarillo, esperando impaciente que su mentor llegara con un puñal para clavárselo a su espalda y decirle:

-Esto no es un sueño.

La Muerte de Marat

La Muerte de Marat  / Jacques-Louis David

Anuncios